El jugador de Tigres se quedó en el estadio después de que el equipo no se diera cuenta de su ausencia en el autobús de los felinos.