A pesar de que Pechu dice que no les gusta sufrir, el equipo está preparado para la situación que viven.