El volante de Chivas entró de cambio en la segunda parte y sólo duró ocho minutos en el terreno de juego por una plancha que el árbitro juzgó como tarjeta roja directa.