El colombiano podría tener sus días contados en América, y el fútbol europeo sería su nuevo destino.