La Máquina se quedó con las ganas de imponer una nueva marca de triunfos en la Liga MX, pero no soltó la cima.