Los auriazules ocupan el segundo lugar, solo debajo de León por diferencia de goles, por lo que en la UANL ya se obsesionan con la cima.