El jugador de Cruz Azul consideró que los responsables de la crisis son los jugadores y no el técnico español.