Tras corroborarse el dopaje del "Pocho", ahora el caso del jugador está en manos de la Federación Mexicano de Fútbol.