Tres derrotas consecutivas para los dirigidos por Francisco Palencia, tienen a los felinos a punto de salir de la "fiesta grande".