Las Águilas del América ha dejado de formar delanteros en sus fuerzas básicas, pues se ha acostumbrado a comprarlos y generalmente siempre al mismo equipo.