Tras haber tenido que pasar su cumpleaños hospitalizado, Nico Castillo recibió el mejor regalo que pudo haber esperado.