Un ecuánime Roberto Hernández pidió disfrutar el momento pero desde ya, concentrarse en el siguiente rival.