El entrenador argentino de Rayados tomó un respiro con la goleada frente a Chiapas, para olvidar la dura eliminación en Copa MX.