El francés arribó a la Liga MX lleno de sueños y grandes expectativas, pero el fútbol azteca lo ha traicionado.