Un año de contrastes para la Liga MX, mientras algunos festejaron a lo grande y encontraron su mejor versión, otros se quedaron al borde del título y no celebraron nada durante sus 100 años de existencia.