El timonel de las Águilas minimizó la derrota con Tigres, asegura no hay focos rojos encendidos.