Tras el pase de Tigres, que derrotó a Monterrey en el "Gigantes de Acero", se suscitaron fuertes enfrentamientos que dejaron varios heridos dentro y fuera del inmueble.