El timonel debería enviar una canasta de fruta a todos los felinos, pues gracias a ellos sigue con vida.