Horarios

La crisis por el COVID-19 obligó a otras ligas a ser solidarios con compañeros y empleados, pero en México no fue así