El portero argentino salió caliente del Estadio Azteca y lamentó la forma como se llevaron la derrota en los últimos minutos frente al América.