A pesar de tener 17 años, Francisco Figueroa, mediocampista de Pachuca, saca un zapatazo desde fuera del área para meterle un susto al portero del Rebaño Sagrado.