Los hechos tuvieron lugar durante la llegada del equipo del “Rebaño” a la ciudad de Tijuana.