El paraguayo como jugador siempre la marcó a Chivas y ahora como técnico los números están en su contra.