El mediocampista del Galaxy confiesa qué pasa con su hermano en las Águilas: “Deben saber que somos humanos”.