El argentino reconoció que las semanas complicadas que vivió América poco a poco van quedando atrás, además de que cuentan con más refuerzos.