El Guadalajara se jugará la vida en la tabla de cocientes del siguiente año futbolístico, pero no parece quitarle el sueño a algunos jugadores.