El argentino asegura que hay mucho por mejorar con el videoarbitraje, y la prueba fue el duelo ante los felinos, algo que espera no se repita.