El entrenador de Tigres, aseveró que para mejorar el arbitraje se crear el hábito al jugador para que deje de lanzarse y fingir faltas.