Después de marcar un doblete y salvar a Tigres en la ida de la final, el delantero francés encontró la mejor forma para relajarse.