El pronóstico para el delantero de las Águilas no es alentador por la lesión y trombosis que sufrió.