El directivo se dio tiempo para despedirse a la gente que conforma el club de las Águilas