El entrenador argentino de Rayados confía en el proyecto del club, y se quedará por dos años más.