Las Águilas y La Pandilla cumplieron con los pronósticos, por lo que se disputarán el título del fútbol mexicano y el orgullo.