El entrenador se mostró claramente disgustado por la derrota de su equipo en la última jornada.