Los clubes del fútbol mexicano comenzarán con el reordenamiento de sus finanzas por la crisis económica que sufren.