El mítico ex entrenador, quien falleció de infarto a los 103 años de edad, marcó una época en el balompié de México.