Edson Álvarez se sumaría a los últimos mexicanos que han llegado al Viejo Continente, aunque no en un club de la élite mundial.