Tras 19 años de carrera, el Bofo anunció el adiós definitivo de las canchas tras dos años sin jugar de manera profesional en México.