Las tres personas arrestadas no estaban acreditadas como prensa o gente del club rojiblanco.