Revelan que la Federación Mexicana de Fútbol y los dueños de equipos están enterados del plan de la mediática pareja.