El fútbol está rodeado de cábalas, supersticiones e historias que le dan sabor al juego, pero Cruz Azul necesita de varios milagros para dejar atrás su mala racha.