La concentración rojiblanca fue una verdadera fiesta este sabado, ya que los seguidores del Rebaño sorprendieron a los pupilos de Matías Almeyda, previo a su enfrentamiento contra el Atlas.