Horarios

Rogelio Funes Mori, el 9 que en Argentina no quieren ni regalado

BUENOS AIRES, Argentina.- Será el estigma. Debe ser eso. Aquel descenso, esa “mancha que no se borra nunca más”, como se burlan en Argentina los hinchas de Boca. El haber sido parte de ese plantel de River que se fue a la B en 2011. Tiene que ser eso. 
 
Rogelio Funes Mori quedó marcado a fuego. Es como si los goles que se erró en aquella campaña que terminó con el Millonario en la segunda categoría volvieran todas las noches en forma de pesadilla, un Freddy Kruegger con motosierra que aparece cada vez que solo quiere descansar.
 
El delantero se fue de la Argentina como un apátrida, por la puerta chica, agachado pese a que en su momento se quedó a ponerle el pecho a la situación y fue parte, también, del ascenso de River, aquella campaña que lo llevó a recorrer el país para jugar en canchas donde la tierra le ganaba al césped. De hecho el Mellizo anotó cuatro tantos en Segunda y devolvió al club que lo vio nacer a Primera.
 
Pero su salida fue festejada como un gol.
 
 
El Benfica portugués resultó su escapatoria del país pero no su redención. Tampoco su paso por Turquía. Recién encontró su lugar en el mundo en Monterrey, los Rayados de su vida, donde igualó a Suazo como el goleador histórico del club y ahora le llegó el turno de jugar en la Selección México de la mano del Tata, el Santo Martino que vino desde sus mismas latitudes para otorgarle esta segunda oportunidad.
 
A fuerza de goles, Funes Mori se ganó la chance de ser el 9 del Tri, algo que en Argentina no podría conseguir ni por asomo: hay, como mínimo, 30 delanteros mejores, más probados y con mejor reputación que él. Y al menos una decena de números 9 a los que les tienen más confianza.
 
Lautaro Martínez, el Kun Agüero, Lucas Alario, Julián Álvarez, Joaquín y Ángel Correa son solo algunos de los jugadores que por estos días aparecen en el radar de Scaloni, convocados o no. Pero la lista de los que están por encima de Funes Mori se sigue engordando…
 
Darío Benedetto, Guido Carrilo, Adolfo Gaich, Franco Di Santo, Carlos Tevez y sus 37 años, hasta Wanchope Ábila o el Pipa Higuaín son nombres que aquí, en estas tierras, serían más convocables que el propio Rogelio, quien a la Selección Argentina solo la saboreó un poco en juveniles y con una mínima prueba que le hizo Alejandro Sabella en un amistoso del 2012.
 
Ahora tendrá la oportunidad de taparles la boca a todos.
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!