La vida y el triste final de Pablo Larios

CIUDAD DE MÉXICO, México.- Conocido como el Portero de la Selva por ser oriundo de la región de Zacatepec, Morelos, Pablo Larios Iwasaki ha sido uno de los más grandes guardametas en la historia del fútbol mexicano.

MANTÉNTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Su carrera incluyó etapas con el Zacatepec, Cruz Azul, Puebla y Toros Neza, convirtiéndose en ídolo de La Máquina y logrando varios títulos con la Franja, además de ser mundialista con el Tri en México 1986.
 
Su estilo de juego lo mostró como un adelantado para su época, tanto por su juego en toda el área como por sus salidas temerarias y arriesgadas, pero siempre espectaculares.
 
Sin embargo, su vida estuvo marcada por más de un suceso trágico. En 2008, su hijo de 19 años desapareció y fue encontrado muerto tras intentar cruzar la frontera con Estados Unidos de manera ilegal.
 
La terrible pérdida hizo que Larios atravesara una etapa complicada que lo llevó a pasar algunos años consumiendo drogas, tal y como él lo confesó en entrevista con Univision. "Me metí (cocaína) como dos o tres años... es algo que no le recomiendo a nadie".
 
Como consecuencia por su consumo de drogas, Larios sufrió una infección que le desfiguró la nariz y parte de su boca, aunque buscó retomar su vida y fue visto en distintos eventos al lado de otros exfutbolistas.
 
Sin embargo, el 31 de enero de 2019, a los 58 años, Larios perdió la vida luego de sufrir un paro respiratorio y tener que ser operado debido a que sufrió una parálisis intestinal, una triste despedida para una leyenda del fútbol mexicano que vio cómo su vida fue marcada por tragedias.
 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!