Guadalajara mantuvo su paso perfecto tras superar 1-0 a Toluca en la Jornada 3

GUADALAJARA, México. – En una noche polémica y con toque nostálgico, las Chivas son el nuevo líder del Clausura 2019 al derrotar 1-0 al Toluca y así con paso perfecto tomar en solitario la punta del torneo. 
 
Una decisión revisada en dos ocasiones por el silbante, Jorge Antonio Pérez Durán, tras un gol de Enrique Triverio le dio el toque polémico al duelo, donde los Diablos Rojos perdieron el invicto, en una jugada donde el argentino con un cabezazo había empatado el marcador. 
Así, el Rebaño se mantiene con paso perfecto gracias a tres victorias en una noche, donde el portero rojiblanco, Raúl Gudiño, fue cobijado por la afición y sus compañeros tras dar a conocer la pérdida de su bebé. La afición le dedicó un cántico, y Alan Pulido festejó con él, mirando el cielo, el gol que le dio otros tres puntos al Guadalajara. 
 
Chivas y Toluca llegaban en igualdad de circunstancias, dos duelos ganados y ninguno de los dos quería perder el invicto, razón por la que hubo jugadas de gol en la primera parte. 
 
Los mexiquenses comenzaron atacando y al minuto 2, Pablo Barrientos estuvo a nada de anotar un gol olímpico, pero el horizontal de la portería rojiblanca se lo impidió. 
 
El Toluca siguió intentando y al 15’, Luis Ángel Mendoza tuvo un mano a mano con Gudiño que terminó por ser para el portero de Chivas. Chivas respondió y al 34’, Isaac Brizuela hizo trabajar de más al portero escarlata, Alfredo Talavera, con un disparo que mandó a tiro de esquina. 
La igualdad se mantuvo hasta el 57’ cuando Alan Pulido recibió un pase de Fernando Beltrán, se dio la vuelta y entre tres zagueros mandó a guardar un riflazo para poner el 1-0. En el festejo fue junto a la mayoría del equipo, quienes le dedicaron el gol al bebé de Gudiño. 
 
Tanto apapacho le dio más energía a Gudiño, que atajó un disparo a William da Silva, cuando parecía el 1-1. 
 
Quien sí anotó fue Triverio al 75’ con un certero cabezazo en un centro de Antonio Ríos, sin embargo, un pequeño desvío de Gudiño generó la polémica, ya que la pelota no entró en su totalidad, y el silbante se tuvo que echar para atrás de la marcación y revisar la jugada en dos ocasiones para determinar que no era gol. 
 
Esta rectificación en VAR retrasó más de cinco minutos la reanudación del encuentro, pero el Toluca llegó desconcentrado a la parte final del encuentro después de tantos reclamos a Pérez Durán. 
 
El duelo continuó y Chivas reacomodó y guardó el marcador para conseguir su primer liderato del 2019. 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!