Horarios

El día que el Bofo Bautista desairó al Chino Benítez por su escupitajo

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de la polémica y los castigos llegaron el arrepentimiento y las disculpas, sin embargo, Adolfo Bautista no aceptó nunca las disculpas del técnico Jorge Benítez por aquel escupitajo propinado en un partido de Copa Libertadores ante Boca Juniors en 2005.
 
El "Chino" ya estando fuera del cuadro Xeneize no pudo más con la presión de aquel bochornoso episodio en la cancha de La Bombonera y viajó a Guadalajara para tranquilizar su alma, sin embargo, a Bautista no le cayeron muy bien sus palabras.
 
De aquel escupitajo, Bautista fue castigado 2 encuentros por la Conmebol, así que no pudo jugar la Semifinal ante el Atlético Paranaense.
 
Esto no me va a quitar el castigo, con esta disculpa la Conmebol no va hacer que juegue mañana”, dijo Bautista aquella vez. “Con el señor (Benítez) no tenía nada que hablar porque lo dicho, tenemos diferente educación”.
 
A Benítez le costó caro aquel momento cuando le escupió al Bofo en la cara durante la Vuelta de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores 2005. Perdió el trabajo, le dieron 4 duelos de castigo y una multa por 10 mil dólares. Además del Bofo y Benítez, a Martín Palermo, quien golpeó a Bautista, le dieron 3 duelos de castigo.
 
LLEGÓ AL ENTRENAMIENTO DE CHIVAS ENTRE RECHIFLAS
 
A finales de junio de aquel año, el Chino apareció en Guadalajara, platicó con la directiva y después lo hizo con el DT Benjamín Galindo. Por último salió a la cancha del Anacleto Macías ‘Tolán’ para hablar con el plantel rojiblanco.
 
"Mi educación me trajo a Guadalajara, tengo familia, hijos, no me podía quedar así, espero que sirva de algo", aseguró Benítez aquel junio del 2005.
 
Años después, recordó cómo fue aquel encuentro, entre rechiflas de aficionados en las instalaciones rojiblancas.
 
"A los pocos días que me echaron, me pagué un pasaje de avión y un hotel y me fui a México para pedir disculpas. Fui a la cancha y hablé con todos los jugadores. Ofrecí disculpas, el estadio se revolucionó ese día. Incluso estaba (Omar) Bravo, cuando entré a la cancha me silbó la tribuna. Fue un señor, Bravo, hizo un gesto, dijo 'no' y todos se callaron. Estuve dos días y me fui”, recordó Benítez.
 
BENJAMÍN GALINDO RECONOCIÓ EL GESTO DE BENÍTEZ
 
Aunque le costó perder a Adolfo Bautista en la Semifinal ante el Atlético Paranaense, el entonces técnico de Chivas, Benjamín Galindo reconoció la presencia en Guadalajara de Jorge Benítez para tratar de enmendar un poco lo que hizo en Argentina.
 
“Personalmente lo acepto, creo que eso que pasó propició todo el problema que nos ha afectado mucho, pero yo acepto porque reconozco que es un gran gesto", mencionó el “Maestro”.
 
Las Chivas culminaron ahí su participación en la Copa Libertadores 2005 al caer con global de 5-2 ante el conjunto brasileño.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!