Horarios

Cruz Azul alcanzó siete victorias al hilo y el liderato general

CIUDAD DE MÉXICO.- Cómo no ilusionar, si Cruz Azul parece no tener un alto. La fórmula le funcionó a Juan Reynoso, quien la apostó a un cuadro alternativo para enfrentar esta noche a Mazatlán FC, si bien el partido fue complejo, al final se obtuvo lo que siempre se quiere; una victoria. Así, los celestes hilvanaron siete triunfos consecutivos y aseguraron con 21 puntos un lugar en el repechaje de la Liga MX.
 
Con el gol de Roberto Alvarado, quien entró de cambio para recomponer las cosas en la cancha, la Máquina pitó y le otorgó una alegría más a toda la nación celeste que nuevamente se encuentra ilusionada.
 
 
Para esta ocasión, Reynoso solamente se apoyó en tres jugadores que son habitualmente titulares: Rafael Baca, Julio César “Cata”Domínguez y Luis Romo. Así emprendió un partido que al minuto 21 se inclinó de lado cementero, los camioneros sufrieron la expulsión de Walter Gael Sandoval por una falta sobre Walter Montoya.
 
Con un hombre de más, la Máquina estaba forzada a ser dominante, sin embargo no lo logró y los primeros 45 minutos fueron una sintonía de dudas para los críticos del técnico peruano. Se vino el segundo tiempo y con él los cambios. Y es que tampoco se trataba de modificar a todo el plantel, sólo posiciones puntuales para que Cruz Azul tuviera un mayor volumen hacia el ataque y así fue. Entraron Jhonatan Rodríguez, Orbelín Pineda y Alvarado en lugar de Baca, Elías Hernández y Montoya.
 
Ahora sí, los celestes iniciaron un incesante ataque y como respuesta obtuvieron que Tomás Boy sacara a Fernando Aristeguieta para darle paso a Mario “Mono” Osuna y sobrepoblar su medio campo con el fin de jugar más horizontal y contender a los locales.
 
Por su parte, Juan Reynoso entendió el dilema y movió otra vez sus piezas. Misael Domínguez se dio paso por Yoshimar Yotún, cabe destacar que el peruano estaba haciendo una función más ofensiva por la banda izquierda es así que esto obligó a que el Piojo se retrasara para convertirse en lateral y darle paso a Misa como un extremo.
 
Si bien la labor del Piojo en esta ocasión era acompañar a la zaga, no se desentendió de jugadas de peligro y fue así como llegó la anotación. Un saque de banda retrasado de Pol Fernández para Pablo Aguilar, quien de inmediato observó que tanto Cabecita como Pineda y el mismo Alvarado estaban bien posicionados para comenzar a triangular la jugada.
 
Orbelín se apoyó con el uruguayo y éste se posicionó desde los linderos del área para filtrar la pelota a Alvarado ante la marca de Luis Ángel Mendoza, el juvenil le ganó la partida individual se metió al área, la colocó y venció Nicolás Vikonis con el grito de gol y la dedicatoria siempre especial.
 
Cruz Azul pudo ganar el partido pese al riesgo de las rotaciones, pues Reynoso sabe que debe tener en punto a sus jugadores con la Fecha Doble y la aproximación de la CONCACAF Champions League. Por el momento, la Máquina respira y direccionó las vías rumbo a Liguilla, el paso más importante para el técnico peruano que sabe ser campeón con Cruz Azul.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!