Horarios

La maratón de Boston

Las similitudes entre correr y gestionar una empresa

BARCELONA, España.- La maratón de Boston se disputa en tan solo unas horas y los corredores tendrán que afrontar las subidas y bajadas de las 26,2 millas del recorrido. En cualquier caso, y más allá del hecho de correr, hay un buen montón de cosas de las que aprender sobre todo lo que rodea una prueba de fondo de estas características. Como todo, se puede aplicar a la vida personal, pero existe un alto grado de similitud entre cómo afrontar las pruebas maratonianas y cómo gestionar una empresa como líder de ésta.

La mitad de la carretera no es un mal sitio

A menudo, muchos corredores buscan su posición en medio de la carretera, puesto que no les gusta correr en los lados. Esto tiene una explicación, ya que el del medio suele ser un terreno llano sin demasiado desnivel, al contrario de los lados donde hay cierta pendiente debido a la construcción de las calles para que corra la lluvia.

En la central de una empresa, puede pasarte lo mismo. Uno puede ver un camino libre o un atajo por el que ir, algo seductor que al final no termina siendo así en el mundo de los negocios. Aunque pueda ser ilusionante fijarte otras metas, debes tener planes de negocios y estrategias de crecimiento en tú zona y encontrar un equilibrio.

Se necesita un equipo

Para correr una maratón no te bastas con tú solo, pues necesitas a entrenadores, nutricionistas, podólogos, etc. En la gestión de una empresa, un líder puede construir un negocio solo, pero las victorias son más dulces cuando todo el equipo funciona.

Tener un "mantra"

Muchos maratonianos tienen algún tipo de "mantra", ya sea una canción, una cita o un lema. Así pues, los líderes de una empresa también deben confiar en las mantras para alcanzar sus objetivos. Los principios centran la mente de un gerente y sirven de herramientas para reunir al equipo y empujar todos en una misma dirección.

No importa la competición

Tanto un corredor como un líder de una empresa se suele siempre comparar con los demás, para ver qué trayectorias son mejores o quién está más arriba o más abajo. En cambio, lo cierto es que los líderes son recompensados por tomar el camino menos transitado.

Estar preparado

Uno nunca puede estar preparado para todo. En una maratón, siempre hay condiciones externas a ti que pueden afectarte, al igual que en una empresa hay cosas que tampoco puedes planificar. Los líderes de una empresa deben fomentar una cultura que permita la creatividad y la flexibilidad para hacer frente a daños inesperados.

El fallo existe

Y es ahí, cuando algo falla, cuando un corredor debe adaptarse a las situaciones y encontrar una solución. Tanto en una maratón como en una empresa, puedes fallar. Y el líder siempre debe ser inteligente y saber reducir los costes en lugar de seguir apretando los dientes aunque las cosas no salgan hacia adelante.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!