La Selección Mexicana causó sensación en su llegada a LA