Pese a la recién y conocida sanción a los ingleses, el técnico francés sigue pensando que no afectará a la plantilla ante el Madrid.